· 

Caso de éxito

¿Puedo comer lo quiera si luego lo “quemo”?

 

Es una pregunta que me hacen mucho en la consulta de nutrición, no hay ni un sí ni un no rotundo.

 

Se piensa que se puede comer lo que se quiera porque después lo vas a gastar haciendo ejercicio, una parte es cierto pero lo importante es tener cuenta la calidad del combustible que echamos a nuestro cuerpo.

No es lo mismo 2000 kcal en forma de bollería, zumos y galletas, que no aportan la cantidad de nutrientes necesarios para mejorar el rendimiento ni las vitaminas y minerales que necesitamos cada día; que 2000 kcal con todos los macro y micronutrientes, sin pasar hambre y sintiéndote mejor.

 

Después de cada partido me como 3 palmeras de chocolate”, esta frase fue con la que comenzó Joni a relatarme su relación con la comida y el deporte, el día que nos conocimos en el evento que MG Brave® realizó el pasado Abril en Madrid y en el cual Joni participó junto con los otros/as jugadores/as Brave. 

 

La falta de organización en las comidas, dificultades para conciliar el sueño y su estrés laboral, hacían que no pudiera disfrutar de los partidos y entrenamientos por el miedo a la lesión, ya que en pocos meses había sufrido varias. Recordar cuatro puntos claves a tener muy en cuenta a la hora de tratar a un deportista: 

  • alimentación
  • ejercicio
  • sueño y 
  • estrés. 

Si una de estas pata falla, hay que trabajarla para mejorar su rendimiento.

 

Joni, es un deportista muy activo, además de jugar al fútbol sala, sale a correr y juega al pádel, esto hace que sus necesidades nutricionales sean altas.

 

Sus resultados en la báscula de bioimpedancia (conocer el porcentaje de grasa y masa muscular es más importante que el peso total) son correctos pero a pesar de esto sus lesiones son muy recurrentes.

 

En la primera sesión, tras la entrevista nutricional para conocer en profundidad sus hábitos de alimentación, horarios de entrenamiento, trabajo, descanso, etc, los primeros pasos a dar es tener una buena base en su alimentación: 

  • reducir los alimentos superfluos e insanos todo lo posible 
  • controlar la ingesta de macro/ micronutrientes
  • reposición de líquidos
  • días de ocio (comer fuera)
  • saciedad

A partir de aquí, se puede introducir la nutrición deportiva e incluso la suplementación, pero de nada sirve si no tenemos una buena base.

 

Su cambio ha sido de 10, siendo muy consciente de la importancia de la alimentación para mejorar y prevenir lesiones recurrentes. Respetando sus momentos de ocio y disfrutando de la comida, premiarse con una hamburguesa casera en lugar de las palmeras, reducir los productos ultraprocesados a momentos puntuales. 

 

Y lo más importante, su objetivo de reducir las lesiones y no tener miedo a “romperse” en los partidos ha mejorado mucho.

 

Ya son varios/as deportistas MG Brave® que son conscientes de la importancia de llevar una alimentación variada, hidratación adecuada, sin pasar hambre y disfrutando de la comida para lograr un buen rendimiento y prevención de lesiones, entre ellos Joni jugador de 3ª Nacional y Pepa Susarte, 1ª Nacional.

 

¡Gracias por confiar en nosotras!

 

#bebrave

Escribir comentario

Comentarios: 0

Contacto

info@megustabrave.com 

  megustabrave@gmail.com

Tlf: +34 669 63 79 65